Conectarse

Recuperar mi contraseña


Mas !
Admin Fundador
Garret Giordano

PerfilMP
Admin
Dennis JonBenét

PerfilMP

Invierno
Últimos temas
» Rebel, Rebel [Kenneth]
Jue Mayo 24, 2018 10:09 am por Kenneth Shaw

» Disenchanted [Adrian]
Jue Mayo 24, 2018 7:15 am por Kenneth Shaw

» Links caídos.
Miér Nov 16, 2016 2:25 pm por Leonor Regnault

» Registro de Avatares - OBLIGATORIO
Miér Nov 16, 2016 2:11 pm por Leonor Regnault

» Water Into Wine {Priv: Dennis JonBenét}
Jue Mayo 26, 2016 3:53 pm por Dennis JonBenét

» New Beginning
Jue Abr 21, 2016 2:04 pm por Garret Giordano

» Reconsiderando...
Vie Abr 15, 2016 12:53 pm por Sammael

» Leviathan (Liv Yatan)
Miér Abr 13, 2016 10:34 am por Leviathan

» World of Shadows (normal)
Vie Abr 08, 2016 10:24 am por Invitado

Quedan reservados los derechos sobre todas
las obras y diseños gráficos del foro.
Quedando prohibido el uso de ella
comercial o no comercial.

Siendo la trama y los gráficos propiedad del
Staff y los usuarios.

Licencia
Creative Commons ©DamnedSouls
por ©Nerissa Leone, ©Fatallyoursjack & ©Lady_Freak
Se encuentra bajo una Licencia


Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en
©Damned Souls.


Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 24, 2012 1:48 am

“¿Decir una mentira o decir la verdad?” No era una decisión tan sencilla, pues en la actualidad no tenías muchos hobbyes además de gastar compulsivamente sus ganancias, pero eso no era precisamente un hobby, lo de matar y torturar era parte del trabajo, aunque lo disfrutaba y corromper las almas humanas era una necesidad más que otra cosa, necesitaba de esa obscuridad para hacerse fuerte, notable y respetado entre los suyos.

Su mente voló hacía el pasado cuando las cosas eran más simples, recordó poseer una colección de insectos, no una colección ortodoxa con cada espécimen debidamente catalogado, sino sólo un montón de coloridos bichos llenando frascos de vidrio y adornando trozos de isopor con sus cuerpos ensartados en alfileres. Su expresión se agrio, esa era una de las cosas que abandono cuando Zuka murió y dejo la casa que habían ocupado, todo su pasado lo abandono en un momento apenas, dejo de ser Gregory y se volvió Greg, aunque actualmente era Cio.

- Soy el asistente de uno de los Señores infernales, mi amo es un hombre muy ocupado, sus asuntos muy urgentes y vitales, no tengo tiempo que desperdiciar en pasatiempos – fue su respuesta, su Señor era un caído ocupado, pero no le hacía participar de todas sus actividades y planes, ni siquiera le confiaba los motivos ocultos tras sus mandatos, todos esos privilegios que antes eran suyos ahora no los poseía, fue rebajado a algún tipo de “ordenanza” pero no le incomodaba pues planeaba volver al sitio que le correspondía, su Amo tarde o temprano vería su grandeza, sólo esperaba que fuese algo más temprano, odiaba ser objeto de burlas.

Se recostó contra la puerta apoyando su cabeza contra el cristal, observando el rio de luces en que se convertían las calles a esas horas, todo era tan brillante, Babilonia reedificada desde sus cenizas, aun más esplendorosa y convidativa, guardando sus secretos y sus pecados con envidiable maestría.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 26, 2012 9:23 pm

Al krusnik le dió la impresion de que Cio jamas habia sido niño y de haberlo sido, ya no le interesaba en la mas minima esa epoca. El mismo no podia concebir su existencia sin algun hobbie, algo que hiciera que su mente se centrase en algo puntual para desconectar de otras cuestiones. Observo al joven entre miradas furtivas, sin apartar demasiado los ojos de la carretera y se pregunto si Cio simplemente cumplia el deber o adoraba a su amo, quizas viendolo como el padre que el mismo jamas pudo ser. Como sea, sintio una punzada de ira latiendole en el cerebro. Debia de dejar esas cuestiones, solo lo confundirian.

-¿Te gusta el arte Cio?- pregunto tratando de buscar ese lado mas...humano del demonio, esa minima parte de sangre angelical en sus venas, aunque quizas se habria diluido con tanta maldad -Tengo una extensa colección de arte privada, quizas algun dia puedas venir a verlas.- añadio antes de esperar respuesta alguna y fue aminorando la velocidad para girar por ultima vez a la izquierda hundiendose en un tunel que los llevaria a una cochera. Habia entrado a un centro comercial que por fuera parecian simples casas lujosas, pero estas estaban conectadas entre si y cada casa, cada planta, era un comercio diferente. A Sean le gustaba este lugar no solo por que aqui se encontrara su sastre favorito, si no por que habian sabido apreciar le noble y antigua estructura del edificio, conservarla bien y reutilizarla.

-Tambien toco algunos instrumentos, guitarra, violin, piano...todo hombre deberia tener un hobbie- esbozo una calida sonrisa mirando al joven demonio -Ya hemos llegado.- anunció a continuación y se deslizo por la puerta esperando a que su hijo le siguiera. El aparcamiento subterraneo no era tan amplio como otros, era mas bien un lugar pequeño, pero con lugares bien distribuidos y los unicos coches que solian aparcar eran lujosos autos, de todos los modelos y paises. El ascensor ya te daba una pista de como seria el interior del centro comercial. Era muy luminoso, tapizado en colores crema y blancos, ribeteado en el techo con pequeñas enredaderas doradas que se entrelazaban entre si delicadamente y cuando las puertas se abrieron llevandolos a la segunda planta se pudocontemplar un pasillo ornado, ampliado para que los compradores no se chocaran entre si mientras que una fragancia agradable invadia la estancia como bienvenida. Sean camino por el pasillo pasando por alto las tiendas que de ropa que se veian a cada lado de los mismos, Gucci, Loewe, en donde alguna vez el hibrido compraba sus corbatas de seda; Prada, Channel.

-Mas tarde podras investigar por aqui a tu gusto- comento el castaño ladeando el rostro hacia Cio para volverlo hacia adelante a continuacion. Por fin llegaron a su modisto personal, trabajaba para la marca Massimo Dutti, pero tambien confeccionaba trajes a medida empleando telas de alta calidad. Lo saludo afable y compartio algunas palabras con el. El diseñador era un hombre alto, de mediana edad, delgado, de rostro anguloso, mas bien enjuto cuyos labios fruncidos le daban la apariencia de ser un altivo maleducado, aunque no lo fuera ni de lejos.

-Buenas tardes, en esta ocasion Olivier he venido con mi hijo Cio y me gustaria que le hicieras un traje acorde con su persona. Algo sencillo pero elegante.- se hizo a un lado dejando que Olivier observara al joven mientras se acercaba a el e inclinaba ligeramente la cabeza.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 28, 2012 2:04 pm

Escuchar que lo presentara como su hijo lo tomo desprevenido, se quedo mirando a Sean con una mirada boba en su desorientada expresión, antes de que volviese a esgrimir una sonrisa burlona y elevar una de sus cejas, “el viejo se esta tomando muy enserio esa cosa de ser familia”, ambos llevaban vidas muy diferentes, sus conocidos, sus amigos (si es que podía decir tener alguno) creían en cosas distintas y defendían su modo de hacer las cosas, tarde o temprano Sean tendría que enfrentarse al hecho de que el era un demonio y que hacía cosas que lastimaban o destruyen a otros, cuando eso ocurriera quería ver si seguiría llamándolo “hijo” delante de otros.

- Vaya así que eres el sastre de confianza de mi muy querido padre – dijo ampliando adrede su sonrisa– tengo curiosidad por saber que clase de traje me confeccionarías… verás soy un demonio, necesito algo resistente y que no me entorpezca al moverme, pero si puede ser cómodo y elegante creo que te ganaras otro cliente fiel… sólo una cosa, nada demasiado formal, no quiero lucir como un viejo estirado – tras dejar en claro esos puntos se adentro a la tienda a mirar los trajes que estaban en exhibición, acariciando la tela con sus manos para verificar por si mismo la calidad de los materiales – no te pongas histérico si toco un poco tus cosas, no planeo romper o ensuciar nada y aun si ocurriera seguro que mi padre te lo compensara – luego de mirar algunas de las piezas y quedar conforme con los tejidos y las costuras regreso junto a ambos hombres – bien… supongo que necesitas mis medidas… prefieres tomármelas con o sin ropa – dijo en haciéndole una muy clara insinuación.

Los mortales no solían despertar demasiado su interés sexual, pero insinuarse a aquel sujeto delante de su progenitor era más bien un modo de tirarle a la cara que no era un niño.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 29, 2012 3:53 am

Si no le dió importancia a sus palabras, pensó que Cio tampoco se las daria, aunque el sastre si quedo sorprendido, pues conocia a Sean y este jamas le habia hablado antes de la existencia del primogenito. Pasaba mucho tiempo alli con ese hombre mientras elaboraba sus trajes, habian tenido varias ocasiones de hablar con el y le habia cogido cierta simpatia. Por un momento Sean deseo ser un tipo normal, con problemas normales y con un hijo normal. ¿Que habia de malo en ello? Lo unico malo era fantasear demasido. Las palabras del rubio pronto lo devolvieron agriamente a la realidad. Sabia que las habilidades del sastre eran perfeccionistas, incluso hasta enfermizas y también que confeccionaba otro tipo de prendas menos...usuales...pero su hijo lo pidio de forma tan descarada y natural que le hizo fruncir el ceño.

-Disculpe los modales de mi hijo Olivier...ignoro si esta o no acostumbrado a este tipo de..ambientes.- lanzo una mirada furibunda a la sangre de su sangre y suspiro llevando una mano a su cabello repasandola airadamente dandole la espalda al chico para fijarse en una amplia seleccion de corbatas de fina seda y selectos colores que habian escapado de su escrutinio.

-No es necesario que se desvista , tan solo subase aqui...si, eso es, gracias.- Olivier era bastante metódico, no acostumbraba a ningun tipo de tonterias y mucho menos las toleraba, pero trataba a sus clientes con respeto fueran quienes fueran. Acomodo las gafas sobre sus su nariz y saco el metro primero rodeando la cintura del rubio para apuntar mentalmente medida tras medida.

-No suelen venir muchos chicos como usted pidiendo trajes con esas caracteristicas. Sera un placer confeccionar uno a su gusto y medida que no entorpezca en absoluto sus quehaceres- su implacable metro tomó ahora medida de los hombros situandose a sus espaldas -Y digame Sean. No sabia que tenia familia en los Ángeles.- alzo sus cejas y dirigio una mirada curiosa al krusnik quien se volteo para mirar de frente a su hijo -Yo tampoco.- respondio sonriendo de lado -Es una larga historia- concluyo encogiendose ligeramente los hombros -¿Color para el traje Cio?-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Mensaje por Invitado el Mar Jun 05, 2012 3:51 am

- Me gustaría que fuese gris claro – dijo mientras visualizaba en su mente una bufanda de seda color violeta, la cual aun no había conseguido lucir con la combinación adecuadas de prendas, pero imagino que luciría bastante sobre una un saco de cachemira en ese tono, su sonrisa se amplió ante aquella visión de si mismo y más aun cuando se imagino enseñando sus ropas nuevas a su señor. Samael realmente no prestaba atención a si su asistente lucía prendas de calidad o imitaciones, apenas le importaba que se viese pulcro y presentable, pero eso no le impedía a Gregory vivir sus fantasías de ser especial a los ojos de su señor.

Cuando el sastre termino de tomar sus medidas se bajo de la tarima escabulléndose de la tienda dejando que Sean se ocupara del resto de los detalles, a el le interesaba más ir a ver los aparadores de las tiendas, seleccionar mentalmente aquello que le interesaba y quizás lograr persuadir al mayor que le confiase su tarjeta de crédito.

Se sentía como un niño pequeño al que soltaron a mitad de una dulcería, había toda clase de accesorios y las marcas más afamadas de la moda actual, de ser por el hubiese comprado las tiendas completas, pero la generosidad de su padre no podía llegar tan lejos y quizás menos aun sus cuentas bancarias, aunque no estaba tan bien informado como quisiera de la cantidad de dinero con la que contaba el Krusnik, los bancos eran muy quisquillosos para soltar cualquier pequeña información.

Un destello tras una vitrina capto su atención y se encontró observando unos gemelos de oro con incrustaciones de rubíes, no era su estilo pero si el de su señor, una pieza como esa luciría excepcional en los puños de la camisa predilecta de Samael, pero mientras trazaba mentalmente una estrategia para convencer a Sean de comprárselos, sintió el roce de un pañuelo bajo su barbilla y giro su rostro bruscamente encontrándose con una expresión burlona.

- Lo lamento se te estaba cayendo la baba – le dijo el hombre ampliando su sonrisa y guardando su pañuelo – ¿Te gustan? ¿Quieres que los compre para ti?

Cio entrecerró los ojos, conocía a ese sujeto de cortos cabellos perfectamente peinados hacía atrás, ojos cristalinos bajo un poblado toldo de pestañas obscuras y labios que se curvaban con indolencia torciendo el pequeño bigote con puntas. Su estomago se agito ante el reconocimiento y devolvió su vista a los gemelos evitando el encuentro con los ojos ajenos.

- ¿Samael te trata bien? – lo escucho preguntar y sintió su amplia mano acariciar su nuca, supuso que se trataba de alguna clase de amenaza tacita tipo “intenta huir y te arranco la cabeza” lo cual no dudaba que fuese a hacer, demonios como aquel no realizaban ninguna acción al azar.

- Bastante bien de hecho – dijo enorgulleciéndose de lo calma y monótona que sonaba su voz, no había rastro de miedo pero entonces sintió que ya no lo acariciaba sino que lo sujetaba por la nuca, aparentemente venía con intenciones de algo más que una conversación.

- Acompáñame a dar una vuelta… tenemos asuntos que tratar – le dijo jalándolo para que lo siguiera.

Gregory no tuvo más opción que moverse, allí adentro el espacio era reducido para usar sus corrientes efectivamente y prefería salir de allí caminando con sus propios pies a que con la cabeza colgando sobre su hombro y su cuerpo incapacitado.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Mensaje por Invitado el Jue Jun 07, 2012 3:32 am

Cio no tardo en escabullirse seguramente para husmear, asi que Sean se quedó con el sastre y le fue indicando las caracteristicas del traje, por ejemplo le comento sobre la elección de los gemelos del susodicho, estos serian de oro plata con un par de azabaches como incrustración, también eligio un par de corbatas, una gris clara y otra de un color azul profundo que haria juego con los ojos del demonio. Por supuesto deberia vestir un calzado adecuado, asi que también lo encargó a medida, con las mismas caracteristicas con las cuales confeccionarian el traje.

-Muy bien, le llamare cuando este listo Sean, este traje me llevara mucho trabajo.- comentó el hombre estrechando la mano del hibrido con fuerza. Sean le devolvió el apretón y asintió -Nos veremos entonces, gracias por todo Olivier.- soltó la mano del sastre y salió de la tienda. Siendo bastante desprendido con todo decidió darle tiempo a Cio para que ojeara a sus anchas y quizas podria concerderle algun capricho, siempre y cuando fuera algo razonable...pero cuando dejó de sentir su esencia supo que estaba fuera del edificio.

"¿Donde estas Cio?" supo que su mensaje mental le llegaria al otro alto y claro. Si habia decidido irse sin siquiera despedirse lo reprenderia duramente por ello, ya no solo por la espantada, era una falta de educacion y de respeto. Cada vez que sentia que avanzaba un paso, él chico daba dos hacia atras.

Negandose a dejarlo simplemente marchar salió rapidamente a la calle dejando atras la perfumada estancia en donde facilmente podia confundirse las esencias de cada persona y fue "olfateando", afilando la mirada y finalmente captando a través de la mente la situación del joven rubio quien se encontraba acompañado por alguien. No necesitaba verlo para saber lo que era. Otro demonio. Frunció el ceño, no parecia que Cio estuviera alegre con ese encuentro, no era realmente un encuentro entre viejos compañeros. Se mantuvo distante, pero vigilante y no se esforzo en ocultar lo que era por que no queria pasar realmente inadvertido.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre de mi sangre (Priv. Cio)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.