Conectarse

Recuperar mi contraseña


Mas !
Admin Fundador
Garret Giordano

PerfilMP
Admin
Dennis JonBenét

PerfilMP

Invierno
Últimos temas
» Rebel, Rebel [Kenneth]
Jue Mayo 24, 2018 10:09 am por Kenneth Shaw

» Disenchanted [Adrian]
Jue Mayo 24, 2018 7:15 am por Kenneth Shaw

» Links caídos.
Miér Nov 16, 2016 2:25 pm por Leonor Regnault

» Registro de Avatares - OBLIGATORIO
Miér Nov 16, 2016 2:11 pm por Leonor Regnault

» Water Into Wine {Priv: Dennis JonBenét}
Jue Mayo 26, 2016 3:53 pm por Dennis JonBenét

» New Beginning
Jue Abr 21, 2016 2:04 pm por Garret Giordano

» Reconsiderando...
Vie Abr 15, 2016 12:53 pm por Sammael

» Leviathan (Liv Yatan)
Miér Abr 13, 2016 10:34 am por Leviathan

» World of Shadows (normal)
Vie Abr 08, 2016 10:24 am por Invitado

Quedan reservados los derechos sobre todas
las obras y diseños gráficos del foro.
Quedando prohibido el uso de ella
comercial o no comercial.

Siendo la trama y los gráficos propiedad del
Staff y los usuarios.

Licencia
Creative Commons ©DamnedSouls
por ©Nerissa Leone, ©Fatallyoursjack & ©Lady_Freak
Se encuentra bajo una Licencia


Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en
©Damned Souls.


Vals de los espíritus - Privado

Ir abajo

Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Dom Mar 11, 2012 6:41 am

Mis pasos taimados y elegantes por la ciudad eran habituales desde hacía varias noches, caminaba junto a mi mejor caballo. La elegante montura que llevaba el animal era negra con ciertos bordados de notas musicales, las espuelas como los elegantes detalles eran plateados. Mi aspecto era de un hombre de otra época que había decidido venir a un mundo oscuro para darle luz, o quizás algo de belleza y elegancia clásica. Las botas altas hasta casi alcanzar mis rodillas, así como los pantalones ajustados, y las mallas a la vieja usanza que usaba bajo estos, junto a mi camisa blanca de chorreras con cortes del siglo XVII y encajes de rosas silvestres en las mangas, me daban sin duda un aire de príncipe o elegante marqués. Las riendas se mezclaban en los dedos, cerrados en puño, de mi mano derecha; mientras con mi mano izquierda sostenía uno de mis violines enjaulados en su perfecta funda y cómoda funda negra.

En esta ocasión decidí llegar a la playa, deseaba tocar para el terrible océano y las hermosas, como cálidas, arenas que se extendían bajo mis pies. Mis ojos se encontraban sosegados, aunque cierto brillo violáceo podía asomarse en mis pupilas. Una ligera sonrisa se formó en mi rostro dándome un toque de ángel afable, o más bien de ilusión imposible, cuando ayudé a mi caballo a descender la rampa que daba acceso a la playa.

-Amigo mío, hoy he decidido prescindir de tus hermanos metálicos para que contemples la grandiosidad del mar. Hace tiempo que no estamos así, tú y yo, frente a las costas. La última vez fue en Francia, ahora estamos en otro país, un nuevo mundo para ti y para mí.-dije acariciando su crin con lentitud, dejando que mis dedos se fundieran en el cálido tacto de su cuello.

Me aparté de él acomodándome a su lado mientras sacaba el violín, el interior de raso rojo estaba bañado por pétalos de rosas blancas, las mismas que había echado sobre él minutos atrás. Deseaba que su fragancia acariciara unos segundos a mi maravilla. Me quedé frente al mar, observando el atardecer, junto antes de iniciar mi ritual. Coloqué mi violín en el hombro izquierdo, apoyé mi mentón en él y comencé a dejar que el arco le hiciera gritar canciones de amor, muerte y desesperación.

Fruncía mi ceño mientras que mis labios tenían una sonrisa de fascinación y amor. Mi cuerpo se movía lentamente recordando mis orígenes celtas, los de mi padre, al ser francés. Estaba orgullo de las razas que conformaban mi aspecto, aunque colocara las pestañas inferiores de las cuales carecíamos los asiáticos, pues había heredado esa característica de mi madre, pese que usualmente los mestizos las tenían.


Tema: https://www.youtube.com/watch?v=6UHt8Ing3MU
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Dom Mar 11, 2012 9:23 am

Observé la oscuridad de la noche en silencio, sin pensar en nada.

Andaba automáticamente, mis piernas se movían solas, pero yo no hacía nada para detenerlas. Realmente no tenía intención de hacerlo.
A mi lado caminaba lentamente mi pantera negra, Skarty, con aire orgulloso, pero algo fastidiada por tener que adaptar su paso de aquella forma, cuando al amparo de la noche lo que querría sería ser veloz como el viento.

Cualquiera que me viera, se asombraría de que una joven aparentemente normal estuviera tan extrañamente acompañada.
Sólo vería a una joven, de cabello más largo de lo normal, con aire distraído, vestida con unos vaqueros, una blusa negra de cremallera, y unas manoletinas también negras.
Y claro, a la pantera, negra como la noche, a su lado.

Hubo un momento en el que me harté de andar, y pasé agilmente una pierna por encima de mi pantera, montándome sobre ella, y dándole una palmadita suave en el lomo:
-Skarty, cariño, llévame a donde tú quieras, anda.-le susurré al oído.

Inmediatamente sentí como corría velozmente, hasta llegar a... la playa. Me resultó extraño; a mi pantera no le gustaba el mar... ni el agua en general. ¿Por qué me había llevado allí?
Entonces los vi. Un hombre vestido de forma antigua, tocando música celta con un violín, junto a... un caballo.

Por supuesto, el caballo era la razón que había llevado a Skarty hasta la playa. Me bajé de ella rápidamente, acariciando a mi pantera, y le murmuré que se fuera a dar una vuelta. Ella se alejó con desgana, molesta por no poder darse un banquete con el caballo.

Observé cómo se alejaba, y sacudí la cabeza, acercándome lentamente al hombre que tocaba. Amaba la música celta; al fin de al cabo, era irlandesa; por lo que sentí unas irrefrenables ganas de comenzar a cantar siguiendo el ritmo, pero por puro respeto hacia aquel hombre, y por no manchar la pureza de la música, no lo hice.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Dom Mar 11, 2012 6:54 pm

Las olas salpicaban las rocas en el muelle cercano, mientras que el faro giraba iluminando el mar como si no existiera el paso del tiempo y la tecnología suficiente como para hacerlo apagar, las olas llegaban a la arena acariciándola y llevarse parte de esta hacia el fondo. Mis pies se movían ligeros, como si no pesaran, y por culpa de ese movimiento la arena se levantaba a mi alrededor. Mis cabellos castaños con reflejos dorados se movían en los escasos bucles y ondulas que poseía. Solía marcarlos aún más, pues amaba el cabello rizado y el mío era más cercano al liso que mi madre había poseído.

Acabé por elevarme sobre la arena, lo hice mientras mis caballo comenzaba a moverse inquieto pues la música le hacía enloquecer. Él deseaba tanco como yo la libertad que esta ofrecía, la danza era esa forma de mostrarla al mundo. Se movía frente a mí marcando el ritmo con su trote mientras yo me dejaba guiar por las notas.

Una nueva melodía mucho más alegre provocó que ambos nos fundiéramos en un juego de movimientos, sin embargo yo me elevaba del suelo cada vez más y quedé algo alejado de él girando como si fuera una peonza y moviéndome igual que cometa. Cuando caí me arqué comprobando que alguien nos había estado observando, sabía que no estábamos solos y era una estupidez pensar que así sería durante el transcurso de toda la noche.

Era una muchacha de apariencia normal, bastante común, debido a su atuendo simple y su rostro algo aniñado. Sus cabellos parecían suaves, aunque ni siquiera podía divisar sus mechones correctamente. Tenía una tez algo clara, pero no demasiado, y una boca pequeña pero bien formada. No era demasiado delgada, parecía esbelta y estatura media. Pero lo más llamativo es lo que sentí en su interior, la esencia que emanaba la conocía bien, sin embargo no diría nada si ella se aproximaba e iniciaba alguna conversación liviana. Notaba como mi actuación le había agradado, pero ni siquiera se había movido hasta mi para escucharme mejor.

Me incliné hacia ella y comencé a tocar una melodía conocida, siempre que la interpretaba era sobre un barco o próximo a la costa. Me inspiraba el recordar las fragatas que recorrieron el mar y que parecían invencibles pese a ser simples barcos de madera, eso sí armados con cientos de cañones y aguerridos piratas.


Melodía 1: https://www.youtube.com/watch?v=C3bSj-8szZ4
Melodía 2: https://www.youtube.com/watch?v=Z_CrkU04_W8&feature=g-vrec&context=G26a5d4dRVAAAAAAAABQ
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Lun Mar 12, 2012 12:27 am

El hombre, que según su aroma diría que era un híbrido, se inclinó hacia mí y continuó tocando canciones distintas.

Yo sonreí divertida, e incliné levemente la cabeza al sonido de la música. La primera canción me agradaba más por tener aquel aire celta, pero la segunda tenía cierto aire a piratería que me divertía en extremo.

Me acerqué un poco más, lentamente, y aún escuchando la música, y observé al caballo con una pequeña sonrisilla. Adoraba los animales, y los animales me adoraban a mí... en principio, había sido así desde que nací, y al convertirme en hechicera, mis habilidades se habían incrementado, con el añadido de las habilidades de la Senda del Instinto.

Acaricié suavemente al caballo, susurrándole con ternura, pero me aparté por si al hombre le había molestado.
-Soy Sidney NightRoo... También llamada Sid o Pantera.-me presenté divertida, cuando terminó de tocar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Lun Mar 12, 2012 5:48 am

Su elegancia femenina comenzó a fluir frente a mí, y a mi buen amigo. Mis ojos se deslizaron lentamente por cada rasgo y trozo de tela. Analizaba su fuerza, el carisma que emanaba y por supuesto su físico. Captaba todo lo que cubría su cuerpo, como un manto de seda, mientras se aproximaba a dejar sendas caricias sobre mi caballo.

-Su nombre es Thor.-dije mostrando en el timbre de mi voz el acento francés mezclado con el asiático, había vivido en ambos mundos tanto tiempo que había tomado un matiz único y un acento extraño.-Mi nombre es Richard de Valois.-había tomado el apellido que usaba mi padre cuando se hizo actor de renombre, pues el verdadero debía ser Lioncourt aunque jamás constó en mi vida.

Mi padre desconocía mi existencia, como el resto de mi familia, y yo vivía engendrando odio en cada una de mis acciones hacia ellos. Deseaba ver llorar a mi padre arrodillado frente a mí, besando la puntera de mis botas y rogando que le amara. Sin embargo, sabía que para él sólo era una china en el camino hacia el amor de Louis, su amante habitual y prácticamente eterno, y por supuesto mi madre era una amante cualquiera que se regaló ilusa y completamente enamorada.

-Enchanté mademoiselle Sidney.-susurré antes de hacer una reverencia frente a ella, para tomar de inmediato una de sus manos dejando un beso sobre su dorso. Fue un roce rápido y mínimo, aquello a lo que estaba acostumbrado por mi educación francesa, pese que cuando encontraba a una mujer asiática siquiera era capaz de aproximarme a menos de tres pasos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Lun Mar 19, 2012 10:12 pm

OFF: Disculpa la tardanza; no vi el post. Smile

El hombre me observó, y comentó con un extraño pero encantador acento que su caballo era Thor, tras lo que se presentó como Richard de Valois...
Aunque en los archivos de Talamasca, constaba como hijo de Lestat de Lioncourt... me encantaba estar tan informada...
-Encantada.-aseguré, haciéndole un suave gesto de mano para recalcarlo.- Un hermoso ejemplar.-comenté, observando a Thor.- No sé de caballos, pero podría apostar que tiene cierta... nobleza... no sé si de sangre también.-sonreí delicadamente.

Observé cómo hacía una reverencia, y me besaba la mano, y reí levemente:
-Una educación exquisita, Richard.-indiqué, sonriéndole.- Casi tan exquisita como tu música.-añadí dulcemente.- Sé que sonará a cliché, pero, ¿qué hace alguien como tú en un sitio como este?-inquirí divertida.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Mar Mar 20, 2012 8:20 am

No tenía respuesta para su última pregunta, simplemente el mar me llamaba como si existieran sirenas en él. Quizás sí existían sirenas, pequeños demonios acuáticos que bailaran al son de las olas y crearan parte de la magia que parecía aún existir en el mundo. La brisa movida por el dios Eolo, hijo de Zeus, movía la brisa a su antojo provocando que el mar se agitara y embraveciera con la subida del nivel del mar, pues la luna llena se alzaba a lo lejos triunfante. El color del atardecer jugando aún en la lejanía, sin embargo pronto la noche lo cubriría todo como un manto espectacular.

-La primavera me hace desear estar cerca de la naturaleza, quizás.-comenté antes de abandonar varias caricias sobre Thor.-Es un pura raza, él también ama el mar y en ocasiones nos adentramos en la costa por el mero placer de contemplar las aguas. No sabría explicarle porque estamos aquí, simple instinto quizás.-mi voz era sosegada, un susurro que rasgaba el ambiente, mientras mis dedos coqueteaban con la crin del animal.-Somos viejos amigos con almas de bucanero.-reí bajo antes de contemplarla fijamente, de una forma intensa que podría hacerla sonrojar o simplemente hundirla en cierto peligro. Pero era mi forma de admirar la belleza femenina.-¿Qué se disponía a hacer usted aquí? ¿Tal vez un canto a los espíritus como viene siendo habitual en los hechiceros?

PD: No se preocupe, lo comprendo
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Lun Mar 26, 2012 5:51 am

Richard acariciaba a Thor mientras respondía que quizás era la primavera, tras lo que añadió que él era un pura raza y que amaba el mar.

Yo le observé y sonreí divertida, asintiendo para mí:
-Sí, lo comprendo... La magia de la primavera es poderosa...-le dediqué una mirada a Thor.- Se percibía su pureza, sin duda. Tiene un alma fuerte, atrayente.-miré al híbrido, sonriendo distraídamente.- Supongo que suena raro hablando de un caballo, pero así soy yo...-suspiré levemente, escuchando su risa, y al observar cómo me miraba, le dediqué una dulce sonrisa, preguntándome en qué estaría pensando para que mi rostro le interesara tanto.- Ah, podría ser... Pero para cantarle a los espíritus, suelo ir al cementerio, aunque suene previsible.-respondí.- Los de allí suelen necesitarlo; la visita de los que les lloran suele deprimirles bastante. Además el cementerio es un lugar horrible en cierta forma.-añadí frunciendo levemente el ceño.- Esta playa es hermosa; estoy bastante segura de que cualquier espíritu se sentiría a gusto aquí. Sólo... me aburría.-comenté, sonriendo con dulzura.- Y le pedí a mi querida pantera, que antes ha estado a un salto de atacar a Thor, que me llevara a donde quisiera... Por supuesto, tu caballo suponía un suculento atrayente... Pero no te preocupes, ya le he pedido que se aleje un poco; no me gustaría que sufriera el menor daño un animal tan hermoso.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Lun Mar 26, 2012 12:26 pm

Podía sentir en ella que la magia se acumulaba, igual que la curiosidad. Recordé los cementerios, lugares donde solía desarrollar mis melodías más amargas. Había compuesto varios sonetos llenos de lágrimas, flores marchitas y poemas lanzados al viento de amantes que jamás conocieron la felicidad. La poesía y la música se mezclaban, junto a las obras de teatro que lograba componer o reconstruir en mi gran circo de variedades. Porque para mí mi hermoso teatro parisino era un circo de variedades donde todos jugaban al carnaval, se colocaban las máscaras y eran los bufones para los hombres y mujeres que no deseaban verse reflejados en palabras trágicas, envidia, desesperación o simplemente el amor más prohibido y puro. Los cementerios eran mi fuente de inspiración, como lo eran los bosques, mares y jardines cargados de flores en esta época del año.

-Merci beacoup.-fue mi respuesta ante sus palabras sobre su pantera, detestaba que hicieran daño a mis caballos o arañaran los mecánicos que elaboraba en mis múltiples fábricas.-¿Desea que siga tocando para usted? Podría seguir haciéndolo durante varios minutos, aunque tal vez desee pasear conmigo por la playa.-la invitaba a un paseo a lomos de mi hermoso ejemplar, el cual se movía inquieto deseando un poco de libertad y trote cerca de la orilla. Era un paisaje idílico donde la nostalgia y la belleza se fundían en un intenso abrazo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Miér Abr 04, 2012 5:46 am

Escuché sus palabras con atención, dedicándole una suavísima sonrisa.

Anduve pensando durante un instante, meditando sus ofrecimientos.
Me agradaba la idea de seguir escuchando aquella bella música que Richard tocaba, sobre todo aquella con aire como céltico que me había atraído hacia él, pero por otra parte, tal vez era cansarle innecesariamente, pues por mucho que le gustara tocar el violín, tenía que agotarse en algún momento.
Y Thor, su caballo, era un ejemplar magnífico y bellísimo, con un porte, una elegancia, una inteligencia que se translucía en sus bonitos ojos... Sería fantástico dar un paseo con Richard y él.

Le dediqué a Richard una bellísima sonrisa, observando ya de pasada su rostro de bellos rasgos, y asentí levemente:
-Oh, claro, sería encantador dar un paseo contigo... y con Thor.-añadí divertida.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Invitado el Miér Abr 04, 2012 1:14 pm

Asentí antes de guardar mi violín entre mis brazos, provocando que desapareciera al instante mandándolo a la sala de música de mi casa en Los Ángeles. Aquel violín hermoso, tan sublime, era una de las joyas que había traído conmigo a la ciudad. Decidí que sería importante, y casi imprescindible, el poder tocar con él frente a las costas intentando llamar la atención a todos, y quizás a mi hermana.

Monté en mi caballo de forma elegante, subiéndome tras acariciar lentamente la montura. Amaba aquella montura de cuero oscura con mis iniciales bordadas en plateado. Una montura elegante, sofisticada y digna de un príncipe. Me subí sobre aquel hermoso ejemplar, mi amado Thor. Acaricié su crin hundiendo mis dedos en aquellos cabellos gruesos de semental. Sus orejas se movieron escuchando mis órdenes, pero no iríamos solos.

Con un gesto galante estiré mi mano hacia ella, tendiendo mi brazo por completo con la gracia de un caballero de otra época. Sonreí de forma agradable, igual que lo haría el príncipe de un cuento de hadas. Mis ojos se quedaron clavados en los suyos, esperaba que aceptara mi ayuda para montar y poder seguir conversando a lomos del animal.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Vals de los espíritus - Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.