Conectarse

Recuperar mi contraseña


Mas !
Admin Fundador
Garret Giordano

PerfilMP
Admin
Dennis JonBenét

PerfilMP

Invierno
Últimos temas
» Rebel, Rebel [Kenneth]
Jue Mayo 24, 2018 10:09 am por Kenneth Shaw

» Disenchanted [Adrian]
Jue Mayo 24, 2018 7:15 am por Kenneth Shaw

» Links caídos.
Miér Nov 16, 2016 2:25 pm por Leonor Regnault

» Registro de Avatares - OBLIGATORIO
Miér Nov 16, 2016 2:11 pm por Leonor Regnault

» Water Into Wine {Priv: Dennis JonBenét}
Jue Mayo 26, 2016 3:53 pm por Dennis JonBenét

» New Beginning
Jue Abr 21, 2016 2:04 pm por Garret Giordano

» Reconsiderando...
Vie Abr 15, 2016 12:53 pm por Sammael

» Leviathan (Liv Yatan)
Miér Abr 13, 2016 10:34 am por Leviathan

» World of Shadows (normal)
Vie Abr 08, 2016 10:24 am por Invitado

Quedan reservados los derechos sobre todas
las obras y diseños gráficos del foro.
Quedando prohibido el uso de ella
comercial o no comercial.

Siendo la trama y los gráficos propiedad del
Staff y los usuarios.

Licencia
Creative Commons ©DamnedSouls
por ©Nerissa Leone, ©Fatallyoursjack & ©Lady_Freak
Se encuentra bajo una Licencia


Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en
©Damned Souls.


Día en el mar

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Día en el mar

Mensaje por Invitado el Miér Ene 11, 2012 12:11 pm

Me desperté temprano aquel día, para otros sería demasiado tarde. Era medio día, prácticamente para mí de madrugada. Solía estar más activo cuando llegaba la tarde, casi noche, y podía investigar todas esas maravillas que existían desde tiempos remotos y que ahora comenzábamos a conocer. Esas maravillas eran ángeles, demonios, espíritus mucho más poderosos que aquellos que decían conocer las viejas y simplonas mediums, vampiros y demás seres de fantasía. Yo pertenecía a ellos, pero solía sentirme excluido. No era una gran maravilla, sólo sabía cambiar a una forma más animal, más cercana a lo natural y salvaje.

En mi apartamento, un viejo edificio remodelado y prácticamente reconstruido de cenizas y de hierros retorcidos, existían varias presencias, pero sólo eran ecos de otros tiempos a cuales más asombrosos. La noche anterior había estado captándolos, recogiendo sus palabras sollozantes y también el sonido de las explosiones a su alrededor. Me fascinaba ese mundo, además me pagaban por ello ¿qué más podía hacer? Mantenía mi vida gracias a mi curiosidad.

Pero como digo: desperté, me estiracé y me preparé café para luego meterme a la ducha. Lo poco que tenía en mi despensa eran cereales, café y té. En la nevera precocinados, helado, cubitos de hielo y cerveza. No era de ponerme a prepararme comida de verdad, si la quería iría a un restaurante que por cutre que fuera era menos cutre que la comida que solía tomar.

Tiré los botes de ramen de los días anteriores, guardé el portátil en su funda y me coloqué ropa algo cómoda, pero bien abrigada porque el frío en el puerto podía ser letal. Unos jeans gruesos de color negro, una camiseta de mangas largas, una sudadera y una chupa de cuero. Iba complétamente de negro, aunque me gustaba llamar la atención con otros colores... el negro siempre iba conmigo en alguna de mis prendas.

Cuando bajé hacia el parking y monté en mi moto sentí la libertad que deseaba. Corrí por las grandes avenidas, tomé calles estrechas, subí cuestas y bajé empinadas y serpenteantes calles hasta llegar a la autopista y de ahí al puerto. La velocidad era lo mío, era mi forma de liberar adrenalina.

De niño amaba ver como llegaban los navíos, bajaban sus mercancías y se veían a los rudos hombres de mar hablar sobre su vida. Cuando iba al mar quería ver a las personas que lo hacían glorioso. Así que me quedé sentado en uno de los muelles viendo la carga y descarga aún con el sabor del café en mis labios.

-Esto es vida, esto es vida si señor.-dije sacando mi libreta de uno de los laterales de la moto, siempre la llevaba por si tenía que anotar algo por mínimo que fuera.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Jue Ene 19, 2012 11:29 am

El tiempo ya habia pasado aun que no demaciado solo lo suficiente como para poder conoser nuevas cosas aun que bien tenia sabido que me faltaban demaciadas por conoser, tenia que verlo todo y conoser todo, esa era mi mision hasta el momento, primero tenia que estar preparada antes de que pudiera llevar a cabo una mision con mas carga.

Ya casi era hora de que volviera a aquella tienda de mascotas para devolver a kabil para que pudiera encontrarse con su pareja y poder asi estar juntos como debia de ser, sonrei ante tal idea era algo que me agradaba pensar, dos seres que estaban destinados uno al otro era una de las cosas que tal vez aun dia yo misma podia experimentar.

Habia escuchado del mar una masa inmensa de agua con vida en su interior, solo la habia visto desde los cielos pero desde que estaba ahi en la tierra habia aprendido que nada era ni se veia igual de como yo podia verlo desde arriba, asi que tenia que ver aquella enorme maza de agua con mis propios ojos y poder meter mis pies en ella sentirla acariciar mi piel

Vole hasta una de las playas de aquella ciudad de la cual seguia yo pensando que no era merecedora de aquel nombre ya que ningun angel vivia en ella, solo demonios habia encontrado, llegue hasta una de sus playas y camine por la arena con los pies descalzos, era una sensacion muy agradable, el aire sabia salado algo que fue muy extraño pero sabia que se debia por que el mar lo era y el aire llevaba con el un poco de sal que salia del agua

Todo estaba muy tanquilo y esperaba que siguiera asi era un lugar hermoso y no queria tener un mal encuentro con nadie, no queria que nadie lo hechara a perder, camine hasta la orilla dejando que las olas me alcanzaran
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Jue Ene 19, 2012 11:09 pm

Redactaba una descripción extensa sobre el paisaje, sobretodo las facciones y el poder que emitían algunas de las personas que allí se encontraban. Todos eran humanos, no había otro ser distinto a los demás. Miraba con atención como uno de ellos encendía su cigarrillo, lo calaba deseando que el día acabara para llegar a casa y finalmente descansar. El pescado descargado era introducido en camiones frigoríficos para su transporte a la lonja, la cual no estaba muy lejos, y el capitán iba montado junto al piloto dándole encargo de los productos que mostrarían primero.

El mercado marítimo era así. Debía de saber venderse la mercancía que iría a las plazas y pescaderías, allí el producto tendría un valor inflado por el transporte y el precio dado en las lonjas. Era normal, lo más típico que podías hallar en un mercado común y corriente. Si bien, los rostros tostados por el sol y lacerados por la sal tenían ciento encanto. Las redes dañaban las falanges de sus manos, las uñas estaban ennegrecidas por culpa del trabajo duro al sacar los peces de las redes y también por los productos que se echaban en el barco para engrasar el ancla.

-Pronto llegaran las mercancías venidas de Asia.-dije mientras encendía uno de mis cigarrillos, le daba una honda calada pensando en la belleza del lugar del cual procedía. Echaba en falta el aroma de los cerezos en flor, la imagen de los arrozales y los barcos típicos que atracaban en las playas. No era igual, las diferencias eran muchas.

Noté entonces la presencia de un ángel, sabía como eran sus auras de pura luz y simplemente me giré para contemplarlo. Entonces la vi, era una chica de aspecto delicado y con una sonrisa envidiable. Yo no podía ser tan feliz, había perdido a mi familia y me encontraba demasiado solo. Mi trabajo era la forma de recompensarme esa soledad, ese dolor, y cargaba todo lo que sentía en mis escritos.

-Buenos días.-dije ampliando mi sonrisa antes de apagar mi cigarrillo.-¿Vienes a ver el mar? ¿O buscas alguna buena acción?

[spoiler] Arigato. Ya pensaba que no ibas a contestar [/spoiler ]
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Vie Ene 20, 2012 9:14 am

jugaba con las olas dando pequeños saltos de vez en cuando sintiendo el agua en mis pies y como la espuma acariciaba mi piel, su sonido era una bella melodia que llegaba a mis oidos endulzandolos con tan maravilloso sonido era como un bello canto que coreaban las gaviotas que volaban por aquel lugar lleno de tantas maravillas, me alegraba haber ido y poder conoser aquel lugar, tal vez me meteria un poco mas mas tarde

Escuche una voz que me hablaba y voltee de inmediato encontrandome con un chico, no habia visto alguien como el, no olia como un hibrido o un vampiro, ciertamente no era un demonio ni un angel -Buenos dias- respondi su saludo quedandome quieta sin acortar la distancia que habia entre nosotros, no sabia que era pero la ultima vez que me habia topado con extraños habia sido tacada sin ninguna razon y llamada sobervia por haberme defendido

-Solo vine a ver el mar- dije jugando un poco con mis pies que aun se encontraban en el agua -Es muy bello- una sonrisa se dibujo en mi rostro viendo aquella inmensidad frente a nostros con un azul tan maravilloso que uno podia perder la conciencia del tiempo y el espacio en el

off: ^^ no hay de que es que tenia mucho trabajo y no habia podido
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Vie Ene 20, 2012 11:35 am

El aire movía los pequeños granos de arena, lo hacía como si fueran las caricias de una madre, y las olas se veían bravas aunque llegaban siendo mansas hasta sus pies. No muy lejos en el muelle seguían llegando barcos, esta vez cargados de productos textiles. Mis ojos negros estaban fijos en ella, mis labios estaban cerrados en una leve sonrisa mientras jugaba con mis dedos a enterrarlos en la arena. Me relajaba aquel lugar, era como olvidar las heridas que una vez alguien me hizo, alguien que ya no recordaba.

-El mar siempre es hermoso.-comenté cerrando los ojos aspirando su aroma, un aroma que se pegaba a mi piel. Yo llevaba un gel parecido al aroma del mar, me hacía sentir las olas contra mi cuerpo allá donde iba.-Es alucinante cuando las olas son bravas, puedes hacer surf y sientes que peinas los cabellos salvajes de alguna chica o que montas sobre una fiera. Sentir el mar en una tabla de surf es demasiado, es algo épico. Creo que es igual que sentirlo en un bote.-dije abriendo mis ojos para levantarme y caminar hacia ella.-Eres un ángel ¿cierto?-pregunté echando mis manos tras la nuca, intentando visualizar sus alas ocultas y sintiendo su luz. Era una luz pura, como la del sol, pero no quemaba.-Se nota tu esencia a leguas.-comenté antes de estirar una de mis manos hacia ella.-Yo soy Junsu, soy un curioso de lo sobrenatural. Me gusta entrevistar a los distintos seres, tomar notas de sus experiencias y poder conversar con ellos horas si me dejan. Me da igual si son demonios, vampiros, ángeles... intento averiguar todos de ellos para tener mi propia enciclopedia. Quiero saber qué demonios sucede en este mundo, mi trabajo es observar.-no sólo era observar, también informar.

Me presentaba como un curioso, pero era mi labor. Observaba, conversaba y anotaba todo lo que fuera relevante. No quería perder detalle de las criaturas que podía toparme. Inclusive observaba a los seres humanos, aquellos que tenían un aura superior. Podía sentirlas, percibirlas por instinto, pero no notarlas como hacían los vampiros. Sabía que vampiros, demonios, ángeles y demás seres inclusive podían darles aroma, imagen y cuerpo físico a las almas. Yo sólo sentía la atracción, como un medium, pero nada más. Era por experiencia, no por un don específico. Mi experiencia me decía que era un ángel.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Vie Ene 20, 2012 12:45 pm

Toco la arena conlas manos mientras describia una actividad que jamas habia escuchado, pero por su descripcion sabia de cual se trataba, yo desde el cielo habia visto a algunos practicarla, la forma de su descripcion sonaban sus palabras con tanta pasion que me hacian decear hacer lo que el mensiono para poder sentir todo eso que describia

Lo veia sonriendo mientras escuchaba sus palabras, pero cuando menciono que yo era un angel me quede algo soprendida, -Co...como sabes? - pregunte algo atonita, a los ojos de cualquiera era como cualquier persona, y luego comenzo a avanzar hacia mi, no sabia como reacionar, sabia que no era un demonio por que no se veia ni oia ni olia como tal asi que solo me quede en mi lugar y vi su mano extendida hacia mi cuando se presento a el mismo

-O.. Olivia.... Blake- me presente dudosa de tomar su mano, era un ser que no sabia que era y no sabia si me pudiera dañar, le habia prometido a mi "hermano" que me alejaria de cualquier demonio, no eran limpios y sabia que me podian dañar
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Vie Ene 20, 2012 1:43 pm

-Llámalo instinto, supervivencia, experiencia y que se nota que juegas tan calmada como si nunca hubieras sufrido. Los ángeles sufren, pero son más fuertes y pueden aparentar que están de puta madre.-comenté antes de mirar su expresión y reí.-No te voy a comer, ni que fuera una pantera.-me senté de nuevo, pero cerca de la orilla sin dejar que me mojara las olas.-Siéntate, vamos... no pienso morderte, no me van esas cosas.

Coloqué uno de mis cigarrillos en mis labios, para prenderlo dando una buena bocanada para mis pulmones. De algo tenía que morir, quizás moría antes de desarrollar un cáncer. Nunca se sabía. Mis ojos se quedaron clavados en las olas, veía el mundo como una caja llena de sorpresas.

-Los gestos corporales dicen mucho de una persona, aunque seas un ángel.-terminé alzando el cielo hacia las nubes.-¿Y dónde está exactamente vuestro mundo? ¿Es un mundo paralelo a este o sobre las nubes?

Tenía la expresión dubitativa, lleno de preguntas que nadie me respondía. No había topado demasiadas veces con un ángel, siempre eran rehacios a todos. Decían que era información que no podían otorgar, otros simplemente huían. Yo era un ser humano extraño, me sentía como los viejos superhéroes de los comic's... Tenía un poder, uno que nadie debía ver, y que debía usar para el bien. Pero, no siempre lo usaba para el bien. Robar para comer ¿se podía considerar un mal? ¿un mal mayor o menor?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Lun Ene 23, 2012 10:52 am

Lo observe unos momentos mas y luego tome asiento junto a el viendo el mar, lo escuche decir que parecia que no habia jamas sufrido, pero que lo que pasaba era que los angeles eramos mas fuertes, y en realidad tenia razon al decir eso -Bueno yo soy una traedora de felicidad - dije sonriendo un poco ya que ese era mi principal trabajo

Despues su pregunta de donde estaba mi mundo, para que queria saber eso, no sabia si debia decir algo pero en realidad tenia un poco de razon sus palabras ya que era algo asi como otro plano dentro del mismo que existia el y todo lo que habia en la tierra

sin seguir evitando mi curiosidad pregunte de una sola vez -Que es lo que eres tu?- ya que sabia que no era un simple humano ni sabia de nostros solo por ser un observador como lo habia dado a ver
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Mar Ene 24, 2012 1:48 am

Jugaba con mi cigarrillo y la arena. Mis manos se hundían en ella recordando los viejos relojes que se usaban en la antiguedad, esas cajas con areja que iban contando los segundos paso a paso. Pensaba aquello mientras decía que era traedora de felicidad, la felicidad para mí no existía.

-No existe la felicidad, no hay felicidad completa.-comenté antes de lanzarle una mirada profunda, casi debastadora, porque no podía creer aquello.-Soy un humano con algo especial, pero humano.-mis ojos por momentos parecían los de una pantera, pero después volvía a la normalidad.-Digamos que no necesito mascotas, de por sí ya soy una. Supongo que eso tiene que ver con una mutación, nunca he logrado entrar mucho en el tema. Pero yo no te atacaré, ni ataco a nadie, más bien soy la comida rápida de algunos.

Me estiré como si fuera un felino y me quedé contemplando el mar de nuevo. Me preguntaba si aún podía encontrarse en el fondo los galeones piratas, alguna que otra isla o la mismísima Atlantida.

-Verás, sé que suena absurdo. Y de verdad, yo te haría una demostración, pero no suelo ponerme en pelotas frente a una chica y menos frente a un ángel por muy bonita que sea.-me tiré en la arena contemplando el cielo, apagando el cigarro al fin y viendo el mundo como lo haría un pájaro.-No me has respondido ¿dónde está ese cielo? Supongo que yo no iré a él.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Mar Ene 24, 2012 7:25 am

Escuche sus palabras y luego su mirada penetrante, en el habia mucho dolor, nadie merecia eso aun yo no sabia cual era mi mision en aquella tierra, tal vez no la encotraba o no estaba lista aun no lo sabia pero sabia que debia encontrarla tarde o temprano, y de una cosa estaba segura era de que tenia que ser algo relacionado con lo que yo era -Si existe - dije con voz resuleta, sabia que si existia pero muchos la rechazaban.

muchos creian que no podian ser felicies por cosas que en el pasado les habian susedido pero eso hacia que no dejaran que llegara la felicidad a ellos, luego al escuchar su respuesta a mi pregunta comprendi de que se trataba pero al escuchar lo de la demostracion no pude evitar reir un poco por que aun que no estaba acostumbrada a ver a otra persona desnuda frente a mi en aquella tierra todos veian malo eso, cuando en realidad era una obra del padre y como tal se debia admirar, aun que eso me causo problemas casi cuando llegue con aquellos demonios que me habia encontrado por lo cual ahora llevaba un poco mas de ropa encima

-No te preocupes no te voy a pedir una - dije sonriendo levemente mientras me debatia si tomar su mano o no y asi poderle transmitir un poco de felicidad
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Jue Ene 26, 2012 10:34 am

-Lástima, me veo bien sin ropa.-dije como broma antes de soltar una buena carcajada.-No me has respondido a mis preguntas, ¿te comió la lengua el gato?-comenté con doble sentido, pues yo me sentía más un gato que un ser humano. Más bien, me sentía un enorme felino.

Mi curiosidad aumentaba cada vez más. Me preguntaba si seres como aquellos podían sentir amor más allá del incondicional a Dios, si eran capaces de procrear entre ellos sin caer en pecado o si el fruto de ellos eran otros ángeles, pero ellos acababan en la cuneta chamuscados y con las alas rotas.

-¿De dónde venís? ¿Por qué Dios no baja de nuevo en cuerpo y alma para demostrar que sigue interesándose por nosotros? ¿No estáis cansados de hacer el trabajo sucio? ¿Podéis amar? ¿Podéis tener parejas? Joder, tantas preguntas y seguro que no te atreves a decidirte responderme una.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Jue Feb 02, 2012 4:22 pm

Lo escuche y rei por lo de que se veia bien pero cuando me dijo lo de mi lengua la caque mostrandosela para que viera que nada ni nadie me la habia comido, despues sonrei y escuche su gran lluvia de preguntas que me bombardeaban por completo, el era muy similar a mi queria saber tanto conoser tanto, tal vez era un niño como yo tratando de entender aquel mundo o cualquier otro, asi que sonrei sintiendome un poco identificada

-Ammm bueno pues vengo del cielo ahi es donde vivia- dije comenzando a responder sus preguntas -El padre siempre se ha interesado por todos, el nos ama y tendra sus razones para no hacerlo, pero estamos nosotros para que vean que el sigue viendo por todos- nadie jamas le pedia cuentas al padre el sabia por que hacia las cosas pero sabia que habia quien necesitaba mas que una palabra -Nosotros no hacemos ningun trabajo sucio, todo lo que hacemos lo hacemos con amor y felicidad- sobre todo yo que era una tredora de felicidad, ese era mi trabajo y me gustaba mucho - Claro que amamos el padre es amor y nosotros somos sus hijos- eso todos lo sabiamos pero debiamos de hacerselo saber a los demas que no lo sabian -Bueno solo que el padre nos ofresca esa bendicion- dije recordando que a Rafael una vez tubo una preja a quien el amo y que el padre bendijo esa union, no todos podiamos tener esa bendicion aun que yo anelaba mucho eso el amor no era malo
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Vie Feb 03, 2012 2:34 am

Escuché sus respuestas mientras que buscaba el encendedor, mi mechero favorito debía de estar en algunode mis bolsillos. Cuando di con él encendí uno de mis cigarros, uno de canela y vainilla. Di una enorme calada notando que ella se sentía orgullosa de ser la hija de Dios, una de ellas, y su sirviente.

-Yo en Dios no veo amor.-comenté antes de mirarla fijamente.-Creo que simplemente es un niño y nosotros somos sus juguetes.-sonreí de lado mirando el mar.-Sólo cambio de opinión cuando miro el mar o estoy en medio de un bosque, pienso que él debe de amar ese tipo de lugares y que se debe sentir orgulloso. Pero ¿cómo amar a unos seres que ha creado y que se destruyen unos a otros? ¿Por qué nos habla de libertad y luego nos empuja a los infiernos? Deberíais tener la oposibilidad de amar de forma pura, porque por lo que sé a la gran mayoría os ha condenado en caer a los infiernos. Recuerdo la historia del primer mestizo, medio humano y medio ángel, y como Dios se alzó contra sus hijos, aquellos que se enamoraban de las criaturas frágiles que somos los seres humanos.-cerré los ojos y sentí el viento rozar mis cabellos, el humo del tabaco haciéndose notar junto al sabor del mar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Vie Feb 03, 2012 11:38 am

Sus palabras tenian algo de incredulidad y rencor en ellas, nosotros no eramos esclavos como el lo hacia ver, cada angel habia sido creado para dar el amor que el padre era, pero algunos habian errado el camino y confundido el amor puro y verdadero con aquel que estaba prohibido aquel que era solo deceo, tantos habian tergiversado el amor que debia existir en una preja que algunos ya no sabian cual era el amor verdadero, yo a pesar que sabia que jamas me pasaria anelaba que el padre me diera esa bendicion, era un deceo que sabia que jamas se cumpliria ya que no era como Rafael pero podia por lo menos soñar con el

-El padre si es amor y nos lo demuestra dia a dia, por eso estoy aqui para demostrarlo - dije sonriendo al final yo era una traedora de alegria la que solo el padre podia dar -Yo puedo ayudar a mucha gente, incluso a ti si me lo permites - sonrei dulcemente transmitiendole algo de alegria, era la manera que usualmente lo hacia
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 04, 2012 8:47 am

-No, quita.-dije cuando comentó lo de ayudarme.

Yo no quería que me ayudaran, tenía que surgir yo solo. Uno aprende de sus errores y las heridas les fortalece. Yo era un guerrero, no un niño que busca brazos ajenos para sentir calor. Había crecido entre las zarzas del mundo, apaleado, odiado y a veces envidiado.

-El amor de Dios no está presente en mi vida, además no lo quiero ni lo merezco. Cada cual es un demonio con distintas formas.

Había matado a muchas personas, lo había hecho para sobrevivir. Sabía que Dios me condenaría por ello, pero yo estaba tranquilo. Debía sobrevivir, si él no lo comprendía era su problema.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Miér Feb 08, 2012 7:26 am

Me sobresalte al escucharlo pero no me retire, los que no se creian dignos de su amor eran los que mas lo necesitaban, sus palabras de que cada quien era un demonio en distinta forma lo habia escuchado en alguno otro lado o tal vez con los recuerdos de mis hermanos lo habia visto pero tambien decian que todos teniamos bondad y maldad en todos asi que era mi trabajo el apelar por ese lado bueno

-Claro que lo mereces todos lo merecemos hallamos hecho lo que hallamos hecho, a demas no creo que lo hayas hecho con dolo, de ser asi yo no estaria aqui - dije hablando con logica, si el fuera el tan malo como habia rezado yo no estubiera ahi tan tranquila, y si habia hecho algo debio ser por alguna razon fuera de la maldad pura algo que algunos hacian o me hubiera atacado sin ninguna razon como aquellos demonios que lo habian hecho cuando recien yo habia llegado a este plano, lo hicieron sin que yo diera pie o motivo y a demas fui llamada sobervia por defenderme
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Jue Feb 09, 2012 4:48 am

-No ataco así porque sí, no mato porque me apetezca, pero a veces uno tiene que dejar sacar su instinto de supervivencia. Aún así Dios dice que pongamos la otra mejilla, pero yo no estoy por esa labor de buena fe de creer que con palabras se entiende la gente.-respondí antes de quedarme en silencio contemplándola.

Era un ángel, sin duda. Parecía dispuesta a introducirme en su mundo lleno de amor, bondad, felicidad y belleza. Pero yo no estaba dispuesto a creer en el cielo cuando este me cerraría las puertas. Mi hermano había muerto, había sido mi culpa o así lo sentía, y ni él ni yo podríamos disfrutar de los beneficios de ir de nube en nube. Sabía bien que un día me matarían, o quizás moriría por las heridas que me habían provocado. No moriría cómodamente en mi cama con una mano cálida tomando la mía. Jamás tendría una pareja, porque me veía incapaz para tener una, puesto que era como tener un pedazo de cielo, o de paraíso, rondando mi vida. Yo necesitaba estar solo con mi dolor, con mi agonía, y no con la magnificencia de Dios. Su amor no era tan hermoso, traía consecuencias.

-Yo iré al infierno, igual que fue toda mi familia. Allí abajo sentiré el azufre, tendré para mí el castigo que merezco según Dios. Por cosas menos cruentas han ido buenos hombres a caer en las llamas. ¿Qué tengo yo de especial para no caer en la maldición? Dios no me ama, no me espera en su círculo de confianza.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 11, 2012 10:25 am

Escuche sus palabras, habia demaciado dolor en el pero eso no era lo peor lo peor era que no deceaba deshacerse de el y si los eres se aferraban a el yo no podia hacer nada ya que debia respetar el libre albedrío y eso era lo unico que el padre nos exigia que respetaramos con todos los seres, el mismo lo hacia y todos teniamos ese derecho a decidir que era lo que deceabamos, muchas veces los seres culpaban al padre por lo que le pasara de malo siendo ellos los unicos culpables de ello por alguna decicion mal tomada

-Todos somos dignos de su amor y del perdon - dije ante su mirada -Pero tambien todos decidimos nuestro destino - eso era verdad, cada uno lo forjaba de una o de otra forma incluso los primeros caidos habian decidido su destino al retar al padre y desobedeserlo de esa manera

El mar estaba en calma al contrario del alma de aquel chico, podia sentir todo ese torrente de dolor, una tempestad que no queria ser calmada por nada y temia serlo por alguien
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Dom Feb 12, 2012 10:05 am

-Dios no me ama, no digas tonterías. Dios no puede amar a alguien que dejó de creer en su sabiduría hace años.-dije quedándome con los ojos clavados en el mar.

Los barcos iban y venían en el muelle, la luz del sol comenzaba a calentar un poco más y el frío que reinaba se volvió menos asfixiante. Me sentía cómodo en aquella playa, a pesar que ella intentara hacerme creer que Dios podía amarme. Dios pecaba de soberbia, así como de egoismo. Había visto seres como ellos hundidos en la crueldad divina. Sin embargo, ellos estaban tan ciegos que no eran capaces de ver que su padre los aplastaba.

-¿Obedecéis ciegamente a Dios? ¿Jamás os preguntáis si una orden es buena o mala?-quería confirmar mis sospechas, puesto que sólo eran sospechas y no algo que creía a ciencia cierta.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Dom Feb 12, 2012 10:48 am

Sentia gran dolor al escucharlo, puesto que el padre amaba a todos sus hijos no importaba lo que hicieran tanto era asi que con solo arrepentirse y pedir su perdon el lo otorgaba sin pensarlo siquiera -Por que habrian de de ser malas sus ordenes?- pregunte algo confundida, todo lo que hacia era por amor a sus hijos acaso no veia cuanto nos queria dandonos cosas tan hermosas como las que teniamos frente a nosotros

Camine un poco hacia el agua para que acariciara mis pies suaventente con su espuma tan blanca y suave, aquel lugar era tan maravilloso digno de admirar, solo el padre podia hacer algo tan magestuoso como eso y lo hacia para que nosotros pudieramos disfrutarlo y admirarlo como todo lo que hacia

-Si dejaras de tratar de alejarlo tanto verias que es verdad lo que te digo - dije suspirando viendo hacia el horizonte
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Jue Feb 16, 2012 3:23 am

-Te propongo que pienses que tal muchos de tus hermanos han caído a los infiernos por amar a una pareja, al menos eso decían las escrituras.-comenté recordando ciertos ángeles caídos que habían dado paso a los primeros mestizos en el mundo.-No sé si es que sólo quiere que os relacionéis entre vosotros, o simplemente no debéis amar a otro que no sea a él.-la miré fijamente y después suspiré.-¿Qué pasaría si te enamoras realmente? Yo no lo he hecho, no lo he llegado a sentir, pero sé que es algo que te hace cometer locuras.-murmuré antes de mirar al mar.-¿Y los guardianes? ¿Cómo pueden soportar que Dios les diga que dejen que muera el niño que cuidan? Porque tiene él un plan mejor para él... por favor, es un niño.-me abracé a mí mismo sin dejar de perder detalle en el océano.-A veces siento que Dios ha dado la espalda a todos y que sus órdenes son nefastas, que simplemente piensa que actuéis de forma distinta para probaros... como quien chupa un caramelo.

Yo había conocido a algún que otro ángel, estuviera aún libre de pecado o con él a rastras. Todos decían que Dios era amor, pero los ángeles coincidían que su amor tenía un precio y muchos no estaban a favor de otorgarlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Vie Feb 17, 2012 4:10 am

Lo escuche con atención y sus preguntas me bombardearon, el amor de una pareja era un regalo del padre que no a todos se los daba, hasta donde sabia solo a uno se lo había otorgado y solo para que pudiera entender mejor a los humanos -Ese amor solo está destinado a pocos, es un regalo del padre y los que han caído ha sido porque lo han tomado sin su permiso pero a demás lo han malversado confundiendo el amor puro con solo deseo y han caído en pecado- dije con tono seguro, ángeles caídos como Abaddon el se había dejado seducir por la lujuria uno de los pecados, contra los que combatíamos todos los días para salvar a todos los hijos del padre, había mucho dolor en sus palabras, tan lejos estaba del padre? Me pregunte a mi misma, no me dejaba acercarme ni que lo ayudara y eso me causaba un poco de tristeza, lo cual hacia que en cierta forma me debilitara, yo era una traedora de alegría y no había podido hacer nada por el por mas que me esforzara el no me dejaba y no podía obligarlo era el libre albedrio y tenia que respetar eso ya que al igual que el amor era un regalo del padre para todos sus hijos
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Dom Feb 19, 2012 10:18 am

-He conocido ángeles caídos que cayeron por haberse enamorado de las personas que cuidaban. Estuvieron al lado de esa persona hasta que murieron, sin importarle que envejecieran o enfermaran. ¿Eso no es amor?-pregunté intentando saber si ella conocía de esos casos.-¿o quizás esa información está restingida?-interrogué alzando una de mis cejas para volver a mirar al mar.-Los ángeles caídos no tienen porque ser crueles, ni siquiera asesinos, con tal de haber tenido un percance mínimo Dios los expulsa. Piensa que como no los puede dominar, porque han conocido o saboreado la libertad.

Tenía tantos informes sobre ángeles caídos en mi ordenador, muchos no eran míos sino de otros. Personas que lo habían seguido durante décadas, los mismos que habían asegurado que sus testimonios eran auténticos. Los ángeles caídos a veces sólo eran pobres románticos que se dejaban guiar por el corazón.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Mar Feb 21, 2012 10:17 am

Sus palabras daban vueltas en mi cabeza, por que insistía en hacerme pensar que dios era malo el padre nos amaba a todos incluso a quienes habían hecho tanto mal al final eran sus hijos -Lo que el ha castigado no ha sido que amen si no la forma que lo hacen, han caído en pecado al compartir su cuerpo con otro, la lujuria es un pecado castigado por el padre- dije tanto en mi defensa como en la forma de actuar del padre, yo sabia que muchos se amaban carnalmente algo que para nosotros estaba prohibido por que podía confundirse y se podía llegar a caer en la lujuria, eso si no estaba bien visto por ninguno de nosotros era como cualquier otro pecado, como la presa a la cual el padre me había enviado a combatir

-Porque te empeñas en hacerme dudar?- le pregunte viéndolo, no era un demonio de ser así bueno lo entendería mas, tal vez todo aquel odio que sentía hacia si mismo, y hacia los demás, no sabia que había pasado pero si sabia que no quería aceptar mi ni ayuda ni la de nadie porque ya la había rechazado varias veces de una forma algo brusca
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Invitado el Mar Feb 21, 2012 10:32 am

-No te hago dudar, sólo te digo que no todo es blanco o es negro. Que yo que tú me pensaría las cosas, las plantearía, aunque no se lo dijera a Dios, por si él te hace descender como le hizo con Luciferito.-comenté antes de mirar al mar cada vez más bravo.-Yo no pertenezco a sitio alguno, cuando muera iré al infierno como todos los humanos que estamos aquí. Todos hemos pecado más o menos... todos. No hay quien se salve.-murmuré antes de mirar a los ojos a Olivia.-Verás, el mundo está hecho mierda y no creo que salvéis nada. Mejor largaos al cielo, iros antes que vosotros os pudráis como nosotros.

Estaba siendo terriblemente sincero, de esa sinceridad que duele. Podía ver que no eran malas mis intenciones, más bien le estaba diciendo que se fuera antes que cayera y se convirtiera en un zombie más de este podrido lugar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Día en el mar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.